Las herencias que rompen familias o el problema de las disputas sucesorias que pueden conducir a divisiones familiares, utilizando el patrimonio de su padre como ejemplo. La falta de previsión, de prioridad y orden en la distribución del patrimonio provoca una ruptura en la comunicación entre los herederos lo que lleva a un problema emocional más profundo.

La disputa por las posesiones materiales pueden incitar inseguridades emocionales, convirtiendo un problema financiero en uno emocional.

Los herederos tienen las mismas necesidades, como un lugar para vivir, y alientan a buscar un mediador que dé prioridad a la familia sobre las posesiones para encontrar puntos en común. Se trata de un tema complejo que pone en juego su amor por su familia. Se da un problema común dentro de las familias con respecto a la herencia que conduce a una ruptura de las relaciones personales.

El patrimonio del causante y la falta de un testamento claro que contempla la distribución de la herencia provoca una ruptura entre los herederos por falta de orden, documentación y prioridades, resultando en una pérdida de comunicación entre los miembros de la familia.

Herencias que rompen familias

A menudo la lucha por las posesiones materiales puede conducir a inseguridades emocionales, convirtiendo un problema financiero en uno emocional. Ante la posibilidad de un conflicto los herederos deberían buscar la mediación de una tercera persona no implicada ni material ni emocionalmente para encontrar puntos en común si priorizan la importancia de la familia sobre las posesiones materiales y solucionar el conflicto sucesorio.

La herencia de un padre puede llevar a ásperas disputas sucesorias que  pueden llegar a romper una familia. En algunos casos se da el lamentable espectáculo de los presuntos herederos disputándose la cartilla de ahorros del difunto todavía de cuerpo presente. Otros elementos de la herencia, además de los ahorros pueden ser los inmuebles y el negocio o empresa familiar.

La importancia de hacer testamento

En caso de que el difunto no hubiera hecho testamento la herencia se debería repartir entre sus herederos naturales de acuerdo con la Ley, pero en ocasiones uno de los herederos que convivía con el difunto y lo atendía se cree con derecho a recibir la herencia en detrimento de los otros herederos.

Por esto es tan importante hacer testamento y que éste especifique claramente cómo se debía repartir la herencia, para evitar conflictos entre los herederos que de otra manera no pueden ponerse de acuerdo. Es importante estipular claramente el reparto de los caudal hereditario en el testamento y todavía mejor hablar de la herencia con los hijos antes de morir.

Si el testador deja claro sus deseos, los herederos podrán respetarlos y evitar conflictos. También es importante que los herederos tengan una buena comunicación entre ellos, para que puedan llegar a un acuerdo sobre la distribución de la herencia.

Si una disputa sucesoria ya ha comenzado, es importante buscar ayuda de un mediador profesional.

Un mediador puede ayudar a los herederos a encontrar puntos en común y llegar a un acuerdo. Es importante recordar que la herencia es una oportunidad para que la familia se una, no para que se separe.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...

Autor: Mónica Oscáriz Faraut | Artículos - Linkedin de Mónica Oscáriz Faraut
Mónica Oscáriz Faraut es abogada de Barcelona, licenciada en derecho por la UB. Experiencia de más de 35 años en el ejercicio de la abogacía ha completado su formación con numerosos cursos y masters.